¿Cómo están llevando la ley trans en España?

La futura ley lleva meses siendo objeto de discrepancias dentro del Gobierno entre Unidas Podemos y PSOE, con la vicepresidenta, Carmen Calvo, a la cabeza. Desde que Irene Montero diera a conocer sus intenciones de recoger en la norma, la libre determinación de género, algo que ha concluido y que varios colectivos feministas no comparten.


El Gobierno ha querido dejar claro, que el borrador de la Ley transexual, elaborado por el Ministerio de Igualdad, es la propuesta de este departamento, pero no del Ejecutivo. Según explican a Europa Press, fuentes gubernamentales, el texto recoge solo, de momento los postulados de PODEMOS y todavía debe concluir su trámite y ser estudiado por el resto de ministerios.


El borrador que se ha difundido elimina la despatologización de la transexualidad, permitiendo el cambio de sexo sin necesidad de pruebas médicas o psicológicas, recogiendo el único requisito, para el cambio en el Registro Civil: la declaración de la persona.

Fuente: Público.es


Desde los cambios realizados por Montero, ya es posible, desde la ley de Transexualidad de 2017: el cambio de género en el Registro Civil. Podemos siempre ha reivindicado, dejándolo escrito en el artículo de su norma trans, que no sea necesario esperar a la mayoría de edad y que los menores de 16 y 17 años, puedan hacerlo sin autorización paterna; y que no haya que aguardar tampoco, como exige la ley vigente, dos años para acreditar que existe disforia de género pudiendo realizarse el cambio de género, con cirugía reconstructiva de la biología natural y tratamientos de bloqueadores hormonales.


¿Cómo afecta la ley Trans al ámbito deportivo?

El Consejo Superior de Deportes (CSD), no quiere valorar los efectos sobre la competición y la práctica deportiva que pueda tener la ley para la igualdad real y efectiva de las personas transexuales, hasta que el texto sea algo más que un borrador.


En los torneos internacionales ya no se practica la verificación de sexo directa, que también prohíbe el borrador de la ley. En el año 1946 se hacían exámenes visuales, hasta el 2004 a las personas trans que querían participar en unos Juegos Olímpicos, se les exigía una terapia hormonal y una cirugía para eliminar los atributos sexuales externos.

Fuente: El país


El último reglamento del COI, el que elimina la necesidad de operaciones quirúrgicas, establece que quien quiera participar como mujer, tiene que declararse mujer sin cambiar de género durante cuatro años para la práctica deportiva. Además, fija un tope de 10 nano gramos de testosterona, por mililitro de sangre. El máximo que puede tener una mujer para participar en pruebas femeninas. Deberán tomar medicación para bloquear la hormona masculina, la de la fuerza y la barba. Para las mujeres que hagan la transición a hombre no hay ninguna exigencia.


En el atletismo, el tenis y el ciclismo, las federaciones son más estrictas que el COI. En vez de exigir a las mujeres trans unos niveles de diez nanogramos por mililitro de sangre, para participar, han rebajado ese límite a la mitad, a solo cinco nanogramos. En el rugby está prohibido a las transexuales jugar con mujeres.


Debemos aprender a respetar a las personas y a sus necesidades. Si no están a gusto con el género en el que se encuentran, me parece bien que se pueda dar la opción de de ser de otro género. ¿Qué opináis vosotros al respecto? ¿Estáis de acuerdo con que se apruebe esta ley?

Dejarnos vuestra opinión en los comentarios. Os invitamos a seguir leyéndonos. Nos vemos mañana con más noticias interesantes.