Ideas para envolver regalos

Los regalos son siempre regalos, y la manera de envolverlo igualmente. Porque, aunque muchas veces no lo veamos como importante, la forma de presentación del obsequio puede decir mucho, tanto de la persona que lo entrega, como de la que lo recibe

Si piensas que los obsequios de Navidad son algo más que dar un objeto material a las personas que amas y quieres transmitir algo más emocional y personal junto al regalo sin tener que invertir mucho dinero, te ofrecemos 6 alternativas para ti. Sólo necesitarás un poco de habilidad manual y algunos recursos de lo más comunes que podrás encontrar en cualquier casa, para dar tu toque original, creativo y personal a tus regalos.


Con un poco de papel blanco, un rollo de cinta negra y decoraciones con rotuladores puede crear cosas hermosas y personales.

Envoltorio de Navidad con rollos de papel

Para este envoltorio se ha utilizado un rollo de papel de cocina, se introdujo el regalo en el y lo hemos envuelto con papel de Navidad y lazos. Este tipo de envoltorio, por supuesto, solo es válido para regalos pequeños.

Envoltura japonesa

Esta técnica para envolver regalos, conocido como furoshiki, se realiza a través de cualquier paño, pañuelo o tela. La envoltura de regalo de tela puede ser de cualquier patrón y color, siempre que sea de un tamaño que se ajuste, y sea lo suficientemente grande para cubrir el objeto.

Bolsas navideñas para los regalos

¿Qué tal esta idea? En lugar de envolver con papel los regalos de Navidad, hemos utilizado una bolsa. Puedes elaborar la tuya con tela o fieltro o incluso comprarla. No acumularás papeles que acaban en la basura al final de las navidades y además será muy útil para guardar pulseras, calcetines o cualquier otro elemento que tengas desordenado en casa.

Paquetes de diferentes formas

Un envoltorio no siempre puede tener forma de caja, es decir, cuadrada o rectangular, sino que puede adoptar varias formas. En este sentido, se puede usar el papel que se quiera y dibujar la forma que se desee doblemente en este caso alusivo a la navidad. Recorta después las dos mitades y únelas cosiéndolas con hilo y aguja.

“Los mejores regalos no se compran, los mejores regalos son los que se hacen”. - Gianni Rodari