La embarazada más intrépida

Fue una alpinista británica. Logró escalar el Monte Everest, sola, sin oxígeno suplementario ni el apoyo de un equipo, en 1995. ¡Visita nuestra sección de efemérides y descubre más datos curiosos sobre nuestra historia!

Hargreaves creció en Belper , Derbyshire y asistió a Belper High School . Después de irse de casa a los 18 años, se casó con James Ballard, y en 1995 la familia se mudó a Spean Bridge, en las Tierras Altas de Escocia, más cerca de las condiciones adecuadas para su formación.


En 1993, decidió escalar en solitario las 6 grandes caras norte de los Alpes en una sola temporada, y se convirtió en la primera persona en hacerlo. Por desgracia, el clima de primavera y verano fue particularmente malo ese año, y se vio obligada a utilizar rutas alternativas para las Grandes Jorasses y el Eiger. No hay imágenes que demuestren su éxito y los medios de comunicación y la comunidad de escalada, no aprobaron su escalada. Para arreglar las cosas, Alison solo subió el espolón de Croz en la cara norte de las Grandes Jorasses el invierno siguiente. Con imágenes tomadas por un fotógrafo profesional, los medios de comunicación y la comunidad de escalada finalmente creyeron en su afirmación.


La figura de la alpinista escocesa, desaparecida en el K2 en 1995, merece ser recordada como un modelo de determinación y fortaleza. Muchos alzaron la voz para afear su conducta irresponsable de madre, que escogía el camino de las expediciones antes que cuidar a sus hijos.


Alison, de 33 años, volvió a ser recordada, cuando su hijo mayor, Tom Ballard, se convirtió, en 2104-2015, en el primer alpinista que escalaba las seis caras norte de los Alpes, en solitario y en el mismo invierno. Su madre fue la primera persona en escalar en solitario, en verano, las mismas seis caras norte, en 1988, estando embarazada de seis meses cuando termino la cara norte del Eiger. El destino, llevó la tragedia a esta familia, el pasado invierno, cuando Tom desapareció en el Nanga Parbat, a los 35 años de edad. Como su madre, Tom había decidido vivir para escalar, sin condiciones, como su progenitora.


La muerte de Alison, despertó muchas críticas, dentro de la propia comunidad alpinista. Por un lado, se admiraba su valor como escaladora, pero no se le perdonaba su egoísmo e irresponsabilidad, respecto a su familia.En esa época, los logros de los alpinistas masculinos, se celebraban sin problema, fuese el sujeto padre múltiple o no. Como en todos los ámbitos, las mujeres también han conocido un juicio severo, arbitrario y machista en su desarrollo como alpinistas. Alison, siempre tuvo que aguantar los prejuicios de género, y las habladurías de las que solo escapaba cuando alcanzaba las montañas.


¡Qué gran mujer! Un ejemplo a seguir, es mejor hacer oídos sordos y seguir mirando al frente cuando lo que hablan de ti no es relevante.

¿Qué opináis vosotros al respecto?

Dejarnos vuestra opinión en los comentarios

No os olvidéis de seguir leyéndonos

Nos vemos mañana con más contenido