La flor de la canela

Si todavía no conoces la canción peruana La flor de la canela, podrás conocerla y a su autora leyendo este artículo.


María Isabel Granda y Larco, más conocida como Chabuca Granda, fue una cantautora y folclorista peruana. Nació el 3 de septiembre de 1920 en la provincia de Cotabambas, Apurímac, en el sur de Perú. Fue hija de Eduardo Granda San Bartolomé y de Isabel Susana Larco Ferrari de Granda.

A los doce años se volcó por la música, cantó en la Asociación de canto de su escuela donde fue elegida vicepresidenta. En el 1937 cantó junto a su amiga Pilar Chamaca Mújica, quienes juntas formaron el dúo Luz y Sombra, fueron escuchadas en Radio Nacional o Radio Miraflores, en un programa para artistas aficionados, del que María formaba parte.


Chabuca Granda compuso más de cien canciones, basadas en el folclore y en la historia de Perú. Uno de los temas con los que se dio a conocer fue el vals La flor de la canela, al que siguieron otras exitosas canciones como lo fue Fina estampa y José Antonio, en las que dejó ver su sensibilidad, a través de la poesía siendo interpretadas en muchas ocasiones por grandes músicos como María Dolores Pradera y Julio Iglesias.


La flor de la canela

La canción se la escribió a Victoria Angulo Castillo, una mujer de raza negra que la escuchaba en la Botica Francesa del jirón de la Unión en Lima. Durante sus reuniones, le contaba a la artista que camino a su casa, ubicada en el río Rímac, tenía que atravesar el Viejo Puente de palo. En el 1940 escuchó en la radio la canción “Soy peruana, soy limeña”, interpretada por Mercedes Ayarza, en su letra hacía mención de la expresión “La Flor de la canela” de Granda, tomando esta como inspiración este hecho para su gran tema.

¿Te atreves a cantarla? A continuación te dejamos la letra y el videoclip.


La Flor de la Canela

Déjame que te cuente limeño,

déjame que te diga la gloria

del ensueño que evoca la memoria

del viejo puente, del río y la alameda.


Déjame que te cuente limeño,

ahora que aún perfuma el recuerdo,

ahora que aún se mece en un sueño,

el viejo puente, el río y la alameda.


Jazmines en el pelo y rosas en la cara,

airosa caminaba la flor de la canela,

derramaba lisura y a su paso dejaba

aromas de mistura que en el pecho llevaba.


Del puente a la alameda menudo pie la lleva

por la vereda que se estremece al ritmo de su cadera.


Recogía la risa de la brisa del río

Y al viento la lanzaba del puente a la alameda.


Déjame que te cuente limeño,

ay, deja que te diga, moreno, mi pensamiento,

a ver si así despiertas del sueño,

del sueño que entretiene, moreno, tu sentimiento.


Aspiré la mixtura que da la flor de la canela,

adornada con jazmines matizando su hermosura;

alfombra de nuevo el puente y engalana la alameda

que el río acompasará su paso por la vereda.


Y recuerda que...

Jazmines en el pelo y rosas en la cara,

airosa caminaba la flor de la canela,

derramaba lisura y a su paso dejaba

aromas de mistura que en el pecho llevaba.


Del puente a la alameda menudo pie la lleva

por la vereda que se estremece al ritmo de su cadera.

Recogía la risa de la brisa del río

y al viento la lanzaba del puente a la alameda.




¿Qué te ha parecido la canción? Déjanos en los comentarios tu opinión y no te olvides de seguir leyéndonos, pronto venimos con más contenido.