Navidad y “perrhijos”, ¡Una combinación bomba!

Tan cierto es que una mascota, para cualquier persona amante de los animales, tiene un valor incalculable, tan es así, que hay personas que adoptan o adquieren perros con la finalidad de que sean sus “perrhijos”, siendo una tendencia cada vez mayor en las parejas actuales, quienes en lugar de tener hijos humanos prefieren la compañía de perros, cómo no va a ser, si ¡Son adorables!

Siendo así, el sector enfocado a mascotas ha tenido un incremento en producción y venta de productos especializados, muchas veces, innecesarios para fines estéticos caninos, el estrato social con mayor poder adquisitivo es quienes cuentan con mayor consumo de dichos productos, son en su gran mayoría, gente soltera o parejas jóvenes sin deseos de tener hijos.


Entre los productos que se manejan están las dietas especiales para mascotas, las cuales en su mayoría son importadas, teniendo un costo muy elevado, por la naturaleza del alimento y su fin, también nos referimos a la vestimenta por cada época del año, siendo en Navidad una de las fechas con mas mascotas “disfrazadas” y a los que sus dueños o “papás adoptivos” regalan presentes costosos para su simple entretenimiento, destacando que, en muchas ocasiones prefieren una simple caja de cartón o nuestras sandalias (si, esas que tanto te acomodaban), si bien podemos considerar que es una tendencia o moda adorable, no descartamos el daño que puede causar en la mascota.


Esta actitud hacia una mascota se caracteriza por tratar a su perro de una forma casi humana, desde nombrándolo con nombres de persona, hasta tener una vestimenta para cada día, de manera psicológica lo que puede causar en la mascota es una desnaturalización de sus instintos, rompiéndose también la interacción “hombre – perro” que se formó desde hace 20 mil años.


Raúl Valadez Azúa, del Instituto de Investigaciones Antropológicas de la UNAM, comenta que tratar a los “perrhijos” bajo las pautas similares al trato con un niño puede dañarnos psicológicamente tanto a nosotros, como a ellos.


Es de suma importancia recordar el origen y naturaleza de los perros, pues cualquier rotura en su psicología canina puede causar la tristeza y no plenitud de su calidad de vida, no dejando de ser una adorable tendencia, pero siempre recordando y dejando ser a la mascota en su naturaleza principal. Pues bien, Navidad ya está cada vez más cerca y sabemos que te encantaría vestir a tu “perrhijo” muy navideño y adorable, para ello te recomendamos este artículo: https://elpopular.pe/actualidad-policiales/2018-12-15-navidad-vestir-perro-importante-fecha-fotos