The Beatles tocan por última vez en el Cavern Club

¿Dónde fue y en qué día?

Como nos recuerdan nuestros amigos de Mads Magazine, el 3 de agosto del 1963 los miembros de este gran grupo, dejaron de compartir su música en The Cavern Club, un club dedicado al Rock and Roll, ubicado en Liverpool, Inglaterra. ¿Por qué lo hicieron? ¡Sigue leyendo y entérate de lo que ocurrió!

El 3 de agosto de 1963 los Beatles tocaron por última vez en The Cavern Club
El 3 de agosto de 1963 los Beatles tocaron por última vez en The Cavern Club

Fue un éxito el concierto, las entradas salieron a la venta el 21 de julio a la 13.30 y tardaron en agotarse menos de 30 minutos. Su precio estaba valorado en 10 chelines (la moneda inglesa antigua que se usaba), un precio bastante asequible. El aforo estaba limitado a tan solo 500 personas.


Un apagón sorprendió a todos

Mientras actuaban, a los equipos dejó de llegarle corriente y todo el Club quedó sumido en la oscuridad. Para sorpresa la nuestra, siguieron actuando, arreglando aquel incidente con una canción, sin corriente eléctrica. Lennon y McCartney fueron los principales protagonistas. Juntos tocaron la canción When I’m Sixty-Four.

Los Beatles en el último concierto que interpretaron en The Cavern Club
Los Beatles en The Cavern Club

Consiguieron seguir adelante con la actuación, pero se fueron decepcionados, por las malas instalaciones del Cavern Club. Tal era su cabreo, que John Lennon dijo que no deberían volver.

Este club, no estaba preparado para reunir a tantas personas. Por si fuera poco, el alto contenido de humedad provocaba mayor sudoración en los presentes, llegándose a condensar las paredes, en el suelo y en el techo. Hasta el mismo escenario estaba empapado. The Beatles, tenían pensado celebrar más conciertos suyos en ese Club, pero por desgracia se canceló la celebración en ese establecimiento.


Lo que no sabías de The Beatles

Se ubicaba en el 10 de Mathew Street, en el centro de Liverpool. Su dueño, Alan Synter lo había abierto hacía cuatro años para grupos de jazz, donde el público bailaba mientras sonaba la música.

En ese mismo lugar, The Beatles dio la bienvenida a los nuevos miembros del grupo como George Harrison, Stuart Sutcliffe y Peter Best. La primera vez que actuaron, Harrison, uno de los miembros del grupo, por poco se queda fuera, al ser menor de edad.