Una navidad de cuento, o un cuento de Navidad, casi digna de Steven Spielberg.


Cada año sabemos que, al llegar diciembre, nos envolvemos en la esencia de una época especial, en la cual nos reunimos con familiares y amigos, siendo constantes, principalmente, los buenos deseos y, por ende, debido a la época: ¡Los regalos! Sin embargo, en esta ocasión no será como en otros años, pues el Covid19 ha hecho de las suyas minando nuestras esperanzas, de alguna forma, por festejar en compañía de los seres amados, inclusive los que este año partieron a un mejor lugar, dejando una silla vacía en nuestro hogar.




Aún no sabemos cómo será, sin embargo, lo que si sabemos es que este año 2020 nos lleno de mucho aprendizaje, principalmente el saber con quien contamos y con quien simplemente no, este año, de mucho esfuerzo para todos, nos hizo prescindir de personas que pensábamos estarían toda la vida y otras que se acercaron aun más, ya que, como dice el famoso dicho: “En las buenas y en las malas se conoce a los amigos”.


Ahora bien, con todo esto, nos preguntamos:



¿Qué va a pasar con la Navidad?


La respuesta se encuentra en cada uno de nosotros, ya que el 2020 pintó para esclarecernos las prioridades, quitando de medio todo aquello que, en realidad, no funcionaba para bien, sin embargo, a pocas semanas de la navidad, nadie se atreve a brindar un pronóstico acerca de ello, ya que ciertamente hemos aprendido, que el cambio es la única constante, por lo menos en este año se ha reafirmado de manera consciente.


Por lo menos las posadas y festividades que impliquen reuniones, sabemos que no se podrán llevar a cabo, aún, pues podría ser que el Covid19 sea un auto invitado indeseable.





Tampoco sabemos si nuestros seres amados que han emigrado a otros países podrán volver para navidad, deseamos que así sea, pero la incertidumbre tiene nombre de 2020, como diría el filósofo Sócrates, de la Grecia Clásica, Siglo V a.C: “Sólo sé, que no sé nada”, siendo el “no saber nada”, la mayor apertura para dar cabida a nuevas vivencias; por ahora, la mejor manera de mirar nuestra navidad es conservando la esperanza y bondad que caracteriza estas fechas, poniendo delante la gratitud por tener vida, salud y los seres amados que en un futuro podrán sentarse con nosotros en la mesa.


Lo que si sabemos es que, para los más pequeños será una época difícil, por lo observable hasta el momento del Covid19, sin embargo, te brindamos una idea para pasar el tiempo con ellos, una muy buena opción es rememorar los cuentos Navideños, te dejamos éste articulo para su disfrute:


¡Llegó Navidad y con ella los cuentos!