Viajando en época de pandemia

¿Dónde puedo viajar? ¿Cuándo podré hacerlo? ¿Qué condiciones debo cumplir? Preguntas del millón que nos arrollan la cabeza cuando nos planteamos la posibilidad de hacer un viaje. Si antes ya a veces era complicado planearlo, ahora es una auténtica odisea considerando que las condiciones para viajar cambian de día a día y de país a país. Lo que hoy es válido para viajar a un lugar puede no serlo mañana por culpa de la emergencia sanitaria que ha azotado al mundo desde diciembre del 2019. ¡Una odisea, pero no una misión imposible! Por eso queremos aportar nuestro granito de arena y arrojar un poco de luz sobre este oscuro abismo.


Algunos países han empezado a reabrir sus fronteras en las últimas semanas, otros siguen en conversaciones para hacerlo, discutiendo si es o no seguro viajar y, sobre todo, si las personas que lo hagan deben o no haberse vacunado. Y ¡eso no es todo! Como nos contaron en un artículo de El diario de Gaia está incluso apareciendo un nuevo tipo de turismo: ¡El turismo de las vacunas!

Con la situación que estamos viviendo muchos se preguntan si es posible viajar durante la pandemia... Poder, podemos hacerlo, pero es necesario conocer y cumplir todos los trámites necesarios
Los viajes en pandemia SI son posibles

El código de los colores

Lo primero que debes entender es el código del semáforo o de categorías impuesto, y cómo esa categoría afecta a tus planes de viaje. En este sentido, es necesario entender que los países se dividen en tres grandes grupos en función del riesgo de que puedas contraer el coronavirus:

  • Países de categoría A o verdes: Son los países de menor riesgo, prácticamente nulo. En estos países es posible circular casi con total libertad, solo siendo necesario el uso de mascarilla y aplicar medidas de higiene personal como lavarnos las manos con frecuencia. En determinados casos al volver de uno de estos países puede ser necesario que hagas una autodeclaración en la que indiques tu estado de salud y que no has padecido de síntomas del COVID en los días anteriores al viaje, aunque no se precise de una prueba de COVID negativa.

  • Países de categoría B o amarillos: Su mayor índice de riesgo con respecto a los países en la primera categoría hace que sea posible moverse de un lugar a otro. No obstante, para poder hacerlo deberás presentar ya sea una prueba negativa de COVID realizada en las 72 horas anteriores a la entrada en el país o un certificado de vacunación del COVID.

  • Países de categoría C o rojos: Son los países donde aún persiste un riesgo moderado o alto de contraer la enfermedad. Por ello, la movilidad en estos países está muy limitada o incluso prohibida. Además, al volver de uno de estos países generalmente deberás guardar confinamiento domiciliar durante un periodo mínimo de 10 días asumiendo que puedas demostrar no estar contagiado de COVID o hayas recibido la vacuna.


Y además del color...

Aún deberemos enfrentarnos a otras dificultades. Se ha dado en varias ocasiones la paradoja de ciudadanos que, a pesar de tener una prueba negativa de COVID les han denegado el embarque aludiendo que la prueba no cumplía los requisitos necesarios. Por ejemplo, ¿sabías que la prueba realizada por un hospital del NHS inglés no te permite viajar? ¡Sólo valen las pruebas realizadas en centros privados! Entendemos que salvaguardar la seguridad del país sea importante, pero ¿Por qué un resultado negativo en una prueba PCR es o no válido dependiendo de quién la haga? ¡Esto parece más un juego de intereses que una cuestión de seguridad o salud!


¿Qué hacemos entonces si queremos organizar un viaje en los tiempos postpandemia? Nuestra recomendación es que acudas a los profesionales del sector como Maleta en Mano, quienes podrán informarte de los requisitos específicos que debes cumplir para viajar a tu destino. Si antes una agencia de viajes era de gran ayuda a la hora de planear nuestro viaje, ¡ahora es casi indispensable para viajar y sobrevivir al intento! Así pues, si planeas viajar, confía en las manos de Maleta en Mano.